En la antigua calle de la Cárcel, hoy calle Consistorio, se hallaba el Colegio de Santa Rosa de Lima. La escuela era femenina y llegó a contar con 500 alumnas, que cursaban sus estudios hasta el bachillerato.

Si bien es un edificio construido en centurias anteriores, la fachada corresponde a una modificación integral llevada a cabo en 1912 por el arquitecto Mariano Estanga, y por encargo del Colegio de las Madres Dominicas. La decoración de la fachada es historicista (neogótico), como se refleja en los arcos conopiales y las lacerías. En un lateral, sobre peana, Santo Domingo de Guzmán, símbolo de la orden dominica.

Actualmente se ubican dependencias municipales; siendo las más destacadas las del Archivo Municipal, el más antiguo y amplio en documentos históricos de Canarias.