El Área de Turismo presenta los Planes Directores del Casco Histórico y la Comarca Nordeste, elaborados con la ULL y que incluyen decenas de acciones para convertir a La Laguna en un ‘must see’ de Tenerife

El Área de Turismo del Ayuntamiento de La Laguna, que dirige María José Roca, ha presentado hoy al sector los dos Planes Directores para el desarrollo turístico del Casco Histórico y de la Comarca Nordeste, una “hoja de ruta” elaborada junto a la Cátedra de Turismo de la Universidad de La Laguna y que plantea estrategias, herramientas y acciones para convertir al municipio en un destino alternativo a los núcleos turísticos convencionales y en un must see en cualquier visita a Tenerife, todo mediante una apuesta por un turismo de experiencias menos intensivo, sostenible, medioambientalmente responsable y que se dirige a ese grupo creciente de personas que buscan tomar contacto directo con la cultura, naturaleza y patrimonio del lugar que visitan. Y para ello, apuesta por dar auténtica relevancia a estas políticas en el municipio y por impulsar la colaboración entre todos los agentes con la puesta en marcha del primer Patronato de Turismo local, de mesas sectoriales de producto, además de con la modernización y conversión de La Laguna en un destino inteligente.

Este nuevo modelo está enfocado a “desarrollar una verdadera política turística municipal, consensuada y que implique a todos los sectores involucrados en nuevos espacios de gobernanza horizontal, con el objetivo claro de evitar los riesgos y costes asociados al desarrollo turístico, como la masificación, baja rentabilidad social, incompatibilidad de usos turísticos y residenciales del espacio, el encarecimiento de la vivienda, los espacios comerciales y del coste de la vida, o el deterioro y descontextualización del patrimonio”, explicó a las personas asistentes la concejala de Turismo, Comercio y Movilidad Sostenible, quien estuvo acompañada del profesor del departamento de Sociología y Antropología de la ULL, Pablo Rodríguez González, representante del equipo redactor.

Estos dos planes directores representan dos propuestas turísticas diferentes, aunque claramente complementarias, que se dirigen a clientelas específicas (turistas y excursionistas) y que buscan añadir contenidos, actividades y atributos a las experiencias que ofrece el municipio para que sean más atractivas, a su vez, para segmentos más interesantes en términos de retorno social.

Referente insular de un turismo alternativo

“La implantación del modelo, desarrollado con una alta participación y que elevaremos a los órganos de gobierno municipales para su debate y enriquecimiento, llevaría a La Laguna a captar una cuota creciente de los turistas motivados por la naturaleza y el patrimonio que visitan la Isla, que actualmente suponen en torno a un 10% del total. El objetivo es ir posicionando el destino entre los grupos menos interesados en el sol y playa y, al mismo tiempo, más ventajosos en términos de gasto y actividad, para que el municipio llegue a convertirse en el destino de referencia para el turismo alternativo en Tenerife. Esto proporcionaría una demanda adicional a toda una serie de negocios (restaurantes, comercios, actividades culturales y deportivas) que, en combinación con la demanda local de las y los residentes, tendrían mejores perspectivas de éxito que si solo dependieran de la clientela local”, destacó María José Roca.

Ser la única ciudad Patrimonio de la Humanidad de Canarias supone “un importante valor añadido como destino, un sello de calidad que se complementa con la presencia en nuestro municipio de un Parque Rural declarado Reserva de la Biosfera, un litoral con piscinas naturales y playas condecoradas con Bandera Azul, una amplia red de senderos por espacios naturales o una zona de medianías de paisaje agrícola y producto local de km 0, entre otros muchos recursos, que incluyen una amplia oferta gastronómica, cultural, deportiva, etc. Pero no hemos sabido rentabilizar estos atractivos suficientemente y el principal reto al que nos enfrentamos es a la falta de ilusión que han generado décadas de demandas desatendidas, políticas erráticas y acciones poco consensuadas”, lamentó la concejala.

1,4 millones de visitantes en 2019

Las cifras de los años anteriores a la pandemia muestran un destino cada vez más atractivo y que en 2019 llegó a superar los 1,4 millones de visitantes, pero con bajas cifras de turistas alojados. En el caso de la comarca nordeste, un territorio en el que se ubican los centros históricos turísticos del municipio (Bajamar y Punta del Hidalgo) y donde “el turismo ha tenido y está llamado a tener un papel fundamental”, como apuntó Roca, se observa una evolución continuada hacia un modelo en el que prima el componente natural y la noción de sostenibilidad, el cual ha permitido cubrir las estancias invernales con clientelas motivadas por el senderismo, el conocimiento de la isla, la tranquilidad y poca masificación. Por otra parte, la temporada estival sigue teniendo al veraneante local como clientela mayoritaria, aunque con oscilaciones en el nivel de gasto.

“Esta combinación ha permitido el mantenimiento de la actividad turística, pero dista mucho de ser óptima. Y, en última instancia, el turismo no está cubriendo las expectativas de creación de riqueza y empleo que la ciudadanía de la Comarca ha depositado en él”, añadió Pablo Rodríguez. Es por ello que “estos planes proponen una serie de acciones dirigidas a la reorientación del turismo del municipio, pero creemos que el principal y más ilusionante reto para alcanzar el éxito es la apuesta por horizontalizar la gobernanza turística, creando nuevos órganos de consulta y gestión y consiguiendo ilusionar y sumar la participación de las empresas y ciudadanía”.

Patronato, Foro y Mesas de Producto

Así, estas normas plantean la necesidad de crear el primer Patronato o Consorcio de Turismo de La Laguna, la constitución del Foro de Turismo local, la puesta en marcha de las primeras Mesas sectoriales de Producto, especializadas en gestión y dinamización de Turismo cultural, gastronómico y de naturaleza, entre otras, y la implantación de un Sistema de Información Turística (SIT) integral, con mejores servicios y basado en la conversión a un destino turístico inteligente.

Además, recoge medidas específicas, como la creación de un cinturón verde, de viario ciclista y peatonal, y la mejora de la conectividad del transporte público con los espacios naturales; la actualización del Plan Especial de Protección del Casco, planes de dinamización, formación especializada para el sector, y un largo etc.

De hecho, según ambos planes directores, para aumentar la capacidad de atracción del destino y prolongar la duración de las visitas y estancias, se hace preciso añadir a la valorización de los atractivos patrimoniales y naturales, una oferta complementaria transversal, y la difusión y dinamización de aquellos aspectos que refuerzan la experiencia de la visita: cultura, historia, gastronomía, naturaleza, fiestas, comercio, deporte, etc.

Asimismo, apuestan por la sostenibilidad como eje de la propuesta turística, integrándola en todas las medidas e identidad de marca de los productos y del conjunto del destino, proponiendo prácticas de gestión que, mediante la colaboración entre actores públicos y privados, den continuidad al esfuerzo de reorientación del turismo de La Laguna hacia un modelo que “repercuta primero en la ciudadanía, generando espacios y recursos dinámicos y útiles que, también, sean atractivos para quienes nos visiten. Para ello, establecemos una serie de instrumentos que sobrepasan estas dos áreas territoriales concretas y que sirven al conjunto del sistema turístico del municipio, vehículos para establecer relaciones de comunicación e intercambios duraderos en torno al interés común del desarrollo del turismo y la calidad de vida en el municipio”, añadió Roca.

La concejala recordó que, “para llegar aquí, hemos seguido un largo proceso, en el que la Cátedra de Turismo Cajacanarias Ashotel ULL y el gran trabajo de investigación del profesor Pablo Rodríguez y su equipo han sido fundamentales para dotarnos de un análisis riguroso, a través de la creación del primer Diagnóstico y de la Estrategia Turística local, que hemos presentado en meses anteriores. Y ahora, con estos planes directores, podemos contar con una serie de herramientas, participativas e incluyentes para la gestión del turismo en La Laguna a medio y largo plazo”.

Estos estudios han incluido un profundo trabajo de campo, con entrevistas y talleres participativos con los principales agentes del amplio entramado turístico municipal, además del análisis de datos estadísticos de diferente índole o la encuesta a turistas y excursionistas. Los documentos íntegros, así como los anexos, planos y gráficas, se encuentran disponibles para su consulta en https://turismo.aytolalaguna.es.